Plan de dieta durante el embarazo: las proteínas

Plan de dieta durante el embarazo: las proteínas

Una de las cosas que no les puede faltar a ti y a tu bebé es las proteínas. Ayudan a mantener tu energía, y a tu bebé le aportan los aminoácidos que necesita para crecer.

¿Cuánta proteína necesitas para que todo funcione de forma adecuada? La cantidad diaria recomendada de proteína durante el embarazo son 60 gramos, aunque algunos nutricionistas recomiendan 100 gramos; algo entre esas dos cantidades está bien. Para ver la idea de los "gramos" en perspectiva, un cuarto de leche tiene alrededor de 30 gramos de proteína.

El tipo apropiado de proteína

Deberías prestar atención no solo a la cantidad de proteína que consumes sino también al tipo de proteína. Las mujeres embarazadas necesitan consumir lo que se considera "proteínas de calidad"-, es decir, proteínas que contengan grandes cantidades de todos los aminoácidos necesarios. La mayoría de la proteína animal es proteína de calidad, mientras que la mayoría de la proteína vegetal no lo es. Es por eso que los expertos recomiendan que las mujeres embarazadas consuman proteína animal todos los días. Si eres vegetariana o vegana, necesitarás equilibrar algunos alimentos, como los granos y las legumbres, para asegurarte de obtener todos los aminoácidos recomendados.

Alimentos con proteína

La carne roja probablemente sea la fuente más conocida de proteína, pero no necesitas comer un filete en cada comida para cubrir la cuota. Muchos otros alimentos, como pescado, ave, huevos son ricos en proteínas. También lo son los productos lácteos, como las nueces y las alubias.

Cada uno de los siguientes contiene alrededor de 15 gramos de proteína:

  • 2 huevos grandes
  • Una porción de 60 a 85 gramos de carne, pescado o ave.
  • 60 gramos de queso duro
  • 1/4 taza de mantequilla de maní
  • 1 taza de frijoles cocidos, arvejas o lentejas
  • 1/2 taza de requesón o ricota
  • 2/3 taza de almendras

Algunas mujeres embarazadas no están acostumbradas a comer mucha carne y productos lácteos, y se preguntan si aumentarán mucho de peso. Sin embargo, si comes una dieta equilibrada, que incluya la cantidad adecuada de proteína de calidad, no necesitas preocuparte por subir de peso. Después de todo, es normal subir un poco de peso durante el embarazo. Comer bien es una de las mejores formas para que tu bebé crezca sano y que te sientas de lo mejor.